viernes, 12 de junio de 2009

Los propietarios particulares podrán decidir la inclusión de sus fincas en el futuro Paisaje Protegido de Santa Orosia

 
 
El Departamento de Medio Ambiente reitera su compromiso de incluir en el espacio protegido sólo montes públicos y aquellas fincas particulares cuyos propietarios den su conformidad
 
Los cinco ayuntamientos y las dos comarcas que se beneficiarán del Paisaje Protegido ya han mostrado su apoyo al proyecto, que partió de las propias entidades de la zona
 
 

La directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, Anabel Lasheras, ha reiterado hoy el compromiso del Departamento de Medio Ambiente de profundizar en el amplio proceso de diálogo y de participación abierto para consensuar la posible declaración de un Paisaje Protegido en la zona de Santa Orosia y Sobrepuerto.

 

Para garantizar el pleno consenso, Lasheras ha anunciado que el futuro Paisaje Protegido se basará, fundamentalmente, en montes públicos, que en su mayoría ya cuentan con alguna figura de protección adicional, como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) o Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Lasheras ha remitido hoy un escrito a los ayuntamientos, comarcas y asociaciones de la zona, así como a todos los particulares que presentaron alegaciones durante el primer periodo de información pública.

 

Lasheras ha subrayado que este proyecto partió de las propias entidades de la zona (el Ayuntamiento de Yebra de Basa y la Asociación O Zoque), a quienes agradece especialmente su sensibilidad hacia el desarrollo sostenible. La propuesta cuenta con el apoyo de los cinco municipios que se beneficiarían de este nuevo espacio de la Red Natural de Aragón: Yebra de Basa, Sabiñánigo, Biescas, Broto y Fiscal, así como de las comarcas del Alto Gállego y Sobrarbe.

 

Lamentablemente, ha señalado Lasheras, durante los últimos meses se han extendido algunos rumores no veraces, así como algunos acontecimientos, que han podido causar desconfianza, incertidumbre o rechazo en algunos vecinos de la zona.

 

Propiedades privadas

 

En cuanto a las propiedades particulares, Lasheras traslada en su carta el compromiso del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, de que sólo se incluirán en el ámbito de protección aquellas fincas particulares cuyos propietarios muestren expresamente su conformidad. Por tanto, tal como ha señalado en reiteradas ocasiones el propio consejero Boné, la protección de esta zona se hará siempre, y en todo caso, mediante el acuerdo total con el territorio, como premisa fundamental.

 

En su carta, Lasheras avanza que el Departamento de Medio Ambiente va a trabajar en la elaboración de una nueva propuesta de trabajo, que incorporará el criterio sobre las propiedades particulares, así como otras aportaciones recibidas durante todo el proceso de participación e información pública.

 

En futuros documentos informativos, se incluirá, además, una descripción práctica y sencilla de todas las actividades socioeconómicas que no sufrirían alteración alguna mediante esta figura de protección, con el fin de no dar pie a interpretaciones no ajustadas a la realidad.

 

Amplio proceso de participación

 

El amplio acuerdo con el territorio conseguido hasta la fecha ha sido posible tras un largo proceso de información, y un minucioso trabajo de los técnicos del Departamento de Medio Ambiente, que ha incluido numerosas reuniones con los ayuntamientos, asociaciones y representantes de los propietarios, así como charlas en todos los municipios y un periodo de exposición pública, que ha permitido canalizar todas las aportaciones que los interesados han cursado.

 

Además, el próximo día 27 de junio, está prevista una actividad informativa para todos los vecinos de la zona interesados, consistente en la visita al Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, donde técnicos especializados y empresarios explicarán, sobre el terreno, las características y ventajas de un espacio protegido.

 

Nuevas inversiones

 

La declaración de un Paisaje Protegido redundaría en nuevas inversiones y oportunidades de desarrollo sostenible para los habitantes de toda esta área, al tiempo que garantizaría legalmente el mantenimiento y el fomento de las actividades socioeconómicas hasta ahora desarrolladas en la zona, tales como las agrícolas y ganaderas, la caza o la pesca.

 

Conviene recordar que, una vez declarado, en su caso, el Paisaje Protegido, los municipios, habitantes y empresas del área de influencia socioeconómica del territorio se beneficiarían de la política de subvenciones del Departamento de Medio Ambiente y de la propia inversión directa que el Gobierno de Aragón efectúa mediante las partidas destinadas a la mejora y conservación de la Red Natural de Aragón.

 

Valores del territorio

 

La declaración de un Paisaje Protegido no supondría grandes restricciones ambientales adicionales en la zona, puesto que ya existen tres Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). La inclusión en la Red Natural de Aragón supone una importante promoción publicitaria y una marca de calidad ambiental.

 

El ámbito inicialmente propuesto para su debate social era un amplio territorio comprendido entre los ríos Ara y Gállego, limitando al norte con la sierra Tendeñera y al sur con el río Basa. Se encuentra a caballo de las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe. Además de los valores naturales, Santa Orosia y su entorno reúne un gran valor cultural, etnológico, religioso y sentimental para la zona.

 

En Aragón hay 13 espacios naturales protegidos, de los que casi la mitad se declararon en la última legislatura. Bajo la figura de Paisaje Protegido, hay dos: el de los Pinares de Rodeno (en Albarracín), y el de San Juan de la Peña y Monte Oroel.

 

Además de Santa Orosia, los próximos espacios protegidos que se encuentran en una fase más avanzada de tramitación son el Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés (en la Jacetania) y el Monumento Natural del nacimiento del Río Pitarque (en Maestrazgo). Ambos han salido ya a información pública. También hay diversos proyectos para proteger los Órganos de Montoro (a propuesta del Ayuntamiento de Villarluengo) y declarar un parque natural en Monegros (según el documento elaborado para el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, y que requeriría la posterior aprobación de una ley de las Cortes de Aragón).

 


No hay comentarios: